Madre, abuela e hijo: quiénes son las víctimas del triple crimen de Guaymallén

en Politica el 14/02/2018

Mayra Bueno junto a su hijo Lautaro. A la derecha, su madre Mónica. (www.elsol.com.ar)

Guaymallén aún no sale de su asombro. En la madrugada de ayer, una familia entera murió asesinada en su casa del barrio Escorihuela de Rodeo de la Cruz. Madre, abuela e hijo fueron encontrados sin vida, tras un ataque de furia del remisero José Patricio Molina. Tras cometer la matanza e intentar quemar la escena del crimen, se suicidó.

Mayra Bueno tenía 25 años y trabajaba en un jardín de infantes. Era la pareja de Molina y vivía con él en su casa desde hace aproximadamente unos cuatro meses.

“Mayra era una persona tranquila, amable, dulce, nunca nos imaginamos que podía pasar esto. Él -el presunto asesino- hacía poco que estaba con ellos y había estado en la fiestita de fin de año del jardín de infantes”, contó Alejandra, compañera de trabajo de Mayra, al ser consultada por el portal MdzOnline.

“Después a ella no la volvimos a ver porque se vinieron las vacaciones, pero nunca antes nos dijo nada malo de él“, subrayó. Tanto ella como las otras colegas de Mayra aportaron un video fundamental para la investigación, donde quedó registrada la fiesta y el rostro de Molina.

Las otras víctimas eran Mónica Outeda, de 51 años, la madre de la mujer, y Lautaro Valentino Vega, de 6 años. El chico era el hijo de Mayra fruto de otra relación.

La familia hacía pocos meses que se había mudado a la vivienda de la localidad mendocina de Guaymallén, ubicada sobre la calle Barcelona. “Eran gente muy buena a la que conocimos en el centro de jubilados al que solían acudir. Tenían un negocio de artículos de limpieza“, contaron los vecinos.

Lo que sí se habían escuchado eran gritos y fuertes discusiones por las mañanas. El femicida era conocido en el barrio.

“No saludaba o andaba con mala cara todo el día. Muchas veces corría a los chicos que se juntaban y se sentaban en la vereda porque no le gustaba que estuvieran ahí”, señaló una mujer de la zona ante un medio local .

Rosa, suegra del hermano de Mayra, aseguró que la familia veía a Molina como una persona “no muy cuerda“. “Pero tampoco sabemos mucho porque cuando él se acercó ella se fue alejando de la familia”, manifestó.

La fiscal de Homicidios, Claudia Ríos confirmó que el hombre tenía antecedentes de “hurto” y una denuncia por violencia de género contra su ex pareja, a quien amenazó. “La chica está bajo custodia policial o con alguna medida similar”, precisó.

Aún se desconocen los motivos de por qué el hombre, que se había identificado con el apellido “Jiménez”, tomó la brutal decisión final. Las primeras pericias apuntan a que a su novia la habría acuchillado, y a la mamá de ella la asesinó a golpes con un objeto contundente. Con respecto al chico, según pudieron reconstruir los parientes, Lautaro “no paraba de llorar hasta que se calló de golpe”. Luego se supo que falleció ahogado.

El trabajo de la fiscalía y de los investigadores pasará por reconstruir la verdad detrás del triple crimen.

LEA MÁS:

Triple crimen en Mendoza: asesinaron a una mujer, a su hija y a su nieto

La “Línea 144” contra la violencia de género ahora será gratuita en teléfonos móviles

A 30 años del crimen de Alicia Muñiz: así la mató Carlos Monzón

Fuente: Madre, abuela e hijo: quiénes son las víctimas del triple crimen de Guaymallén

Deja un comentario