Una de las playas de Cariló advierte de la falta de guardavidas

Pinamar, Ostende, Valeria del Mar y Cariló amanecieron nubladas. Al rato salió el sol y la gente invadió las playas. Pero la escena no era la de todos los días. Faltaban los guardavidas. Los cerca de 200 trabajadores estaban todos juntos en el centro simbólico de Pinamar, con bombos y cantitos. ¿Qué pasó? La Asociación de Guardavidas Pinamar (AGP) decidió tras una asamblea ir a una huelga en reclamo por la recomposición salarial y por la falta de trabajadores en determinados balnearios.

La medida seguirá hasta la hora cero del sábado. Los guardavidas van a garantizar la atención durante el fin de semana y el lunes tendrán una audiencia en el Ministerio de Trabajo nacional con la Asociación de Concesionarios de Balnearios para llegar a un acuerdo por los sueldos de 2017. ¿Cuál es el conflicto? Las empresas privadas ofrecen un aumento del 14,5%. Los guardavidas lo rechazaron y piden un incremento acorde a lo que marca la inflación anual. “Queremos una recomposición salarial de 26 puntos”, sintetizó Fernando Espinach, secretario adjunto de AGP.

Según estiman en el sindicato, la diferencia entre lo que piden y lo que ofrecen no es mucha. Un trabajador de categoría inicial, que trabaja seis días a la semana, seis horas cada jornada, recibe aproximadamente 24 mil pesos. Con el aumento que reclaman los guardavidas ascendería a poco menos de 30 mil.

Otro motivo de la huelga es que, según denuncia AGP, hay 16 balnearios que no tienen la cantidad de guardavidas que indica la ley. Y muchos otros no cumplen con lo que establece la legislación respecto de los elementos de seguridad necesarios en cada puesto. “La temporada empezó con seis balnearios que directamente no tenían trabajadores. Hizo falta la denuncia nuestra para que contrataran gente. Los empresarios que no cumplen con la ley no tienen consecuencias, y nadie interrumpe su lucro a pesar de que hacen una defraudación”, explicó a Infobae Espinach.

El próximo 18 de enero habrá una reunión en el Ministerio de Trabajo provincial para llegar a un acuerdo sobre la falta de guardavidas en todos los turnos y de elementos de seguridad. “Tener todo sale 10 mil pesos y eso que se compra dura décadas, mucho más de lo que dura un guardavidas”, ironizó el líder de AGP, quien además apuntó al Municipio: “El código de faltas comunal permite clausurar balnearios por incumplimiento”.

Consultado por este medio, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, expresó: “No compartimos el hecho de dejar sin seguridad las playas públicas, siendo que la paritaria con el Estado se resolvió antes de la temporada. No obstante, velamos por que los concesionarios y el sindicato logren llegar a un acuerdo. Es muy importante tener una playa segura, así como también es importante que los guardavidas tengan un salario digno”.

Infobae intentó comunicarse con los referentes de la Asociación de Concesionarios de Balnearios pero no hubo respuesta. Alguien reveló un dato que sintetiza la paradoja de la situación: Adrián Calabrese, presidente de la Cámara en conflicto con AGP, es el guardavidas de su propio parador. Hoy se sumó al paro.

Fotos: Diego Medina

LEA MÁS:

Amenaza para el mate y los licuados: la cerveza artesanal toma los atardeceres playeros en Pinamar

Fuente: Huelga de guardavidas en Pinamar: hasta cuándo dura la medida y razones del conflicto