Tras la corrección que sufriera el mercado a comienzos del mes de febrero, que colocó al índice Merval en terreno negativo para el año en curso, al llevarlo de niveles de máximos históricos en términos de pesos en 35.461 puntos hacia los niveles mínimos de 29.460 puntos, se habilitó una recuperación en los precios durante el último mes operativo que ha llegado a recortar en un 60%-65% las pérdidas sufridas previamente. Esto coloca al mercado de acciones argentino nuevamente en terreno positivo en poco más del 10% para lo que va del presente año.

Si analizamos el comportamiento desarrollado en términos de dólares para el índice Merval, principalmente dado que durante todo este período el dólar ha ganado terreno frente a la moneda local, veremos que, en tal caso, el mercado también ha logrado retornar a la senda ganadora en lo que va del año. Sin embargo, de manera más tímida, en poco menos del 2%, y hasta el momento ha recuperado entre el 50% y el 55% de las pérdidas sufridas desde su máximo histórico alcanzado a comienzos del mes de febrero, en los 1832 puntos.

Lo interesante de destacar que este accionar observado es que, de las 31 acciones que componen actualmente el índice Merval, a la fecha solo 10 han obtenido un rendimiento superior al del propio índice, es decir, por encima del 10 por ciento. Por lo tanto, al momento son 21 las acciones que se encuentran con un rendimiento menor y ello habla de algún modo de la selectividad que muestra el mercado.

Las 10 acciones argentinas que superan el rendimiento del Índice Merval en el año 2018

Si bien es cierto que encontramos varias empresas de servicios, principalmente eléctricas, podemos observar claramente que las empresas que componen el podio de rendimiento en lo que va del presente año son de sectores diferentes y ello sin lugar a dudas aporta a la confusión al momento de tomar decisiones.

En este sentido, apelamos al análisis técnico para intentar reconocer, en primera instancia, cuál es la tendencia principal que muestra el mercado argentino actualmente y, luego, cuáles son las expectativas de comportamiento.

Como ya advertimos en otra oportunidad, desde esta misma columna, actualmente el comportamiento del mercado local no difiere demasiado del accionar que muestra la Bolsa estadounidense. En efecto, de igual modo que el índice Dow Jones ha sufrido una fuerte baja a comienzos del mes de febrero pasado, cuando llegó a perder un 12% desde su máximo histórico, en las últimas semanas ha logrado recuperarse de manera parcial. Sin embargo, sin mostrar hasta el momento con claridad una tendencia definida.

Desde hace algunas semanas ambos índices consolidan sus precios en una tendencia lateral. Lo destacable de este comportamiento principalmente es que confunde al inversor, tanto al que se encuentra con expectativas bajistas como a quien se mantiene con expectativas alcistas, porque al fin y acabo el mercado no termina de confirmar ni una ni otra tendencia. Contrae volatilidad en una franja de precios cada vez menor y termina provocando mayor estrés e incertidumbre en el inversor, obviamente genera un costo de oportunidad.

La pregunta que debemos hacernos del lado técnico es hacia dónde terminará definiendo esta contracción lateral que muestran los índices de la Bolsa argentina y de Estados Unidos en las últimas semanas. Si bien son varios los operadores y los analistas que consideran que este proceso de recuperación de las últimas semanas es solo temporal y que luego el mercado retomará la senda correctiva, ya sea buscando regresar hacia los mínimos de febrero pasado o bien accediendo hacia niveles inferiores, debemos decir que desde nuestra lectura no estamos convencidos de que así sea.

En efecto, observamos que la baja de comienzo de febrero pasado ha generado, tanto en el mercado estadounidense como en el mercado local, un repentino negativismo exagerado por parte de los participantes, justificando principalmente que ambos mercados ya habían subido mucho a lo largo de los últimos años y que, por lo tanto, una corrección parcial de esas ganancias serían factibles hacia los próximos meses.

Sin embargo, nuestra premisa analítica es mirar el accionar del mercado y lo que podemos ver en este accionar de recuperación de las últimas semanas es que el mercado se muestra fuerte y si bien hasta el momento no aparecen compradores suficientemente sólidos que logren recuperar las pérdidas sufridas a comienzos del mes de febrero, observamos que tampoco hay apetito vendedor. Como consecuencia, terminamos concluyendo que tanto el mercado accionario estadounidense como el mercado accionario local, a la vez de consolidar una corrección profunda en términos de precio, podrían estar simplemente haciendo una corrección y un descanso temporal de su bull market, para luego retomarlo con fuerza y regresar hacia valores históricos antes de lo esperado por muchos.

En concreto, desde lo técnico debemos saber que el mercado para nada se encuentra quebrado a la baja y este puede sorprender a más de un operador o un analista, si finalmente logra la salida alcista directa en los precios desde los niveles actuales, con lo cual se sugiere estar muy atento desde lo operativo.

Solamente con caídas del índice Merval y del índice Dow Jones que perforen los mínimos de comienzos del mes de marzo, en torno a los 1540 puntos en términos de dólares y los 24.200 puntos, respectivamente, nuestro optimismo actual quedará comprometido, y entonces sí deberemos pensar en la posibilidad de un retorno del mercado hacia los mínimos del mes de febrero, o incluso buscando niveles inferiores.

Fuente: ¿Hacia dónde se dirige la Bolsa argentina?