Gastronomía esteña de la mano de Agustín Mallmann, el chef revelación de la temporada y sobrino de Francis

en Politica el 12/01/2018

Agustín Mallmann, una de las promesas del mundo de la gastronomía. Es sobrino del gran Francis y reconoce el valor de su legado. Integró en diversos viajes por el mundo su equipo de cocineros y definitivamente su tío selló su pasión desde muy chico.  (Terrazas de los Andes)

Con tan solo 25 años, Agustín Mallmann es una de las revelaciones de la nueva generación de cocineros, y va rumbo a convertirse en uno de los mejores de su camada. La relación que ha tenido con su tío, el prestigioso chef Francis -el hermano de su papá- ha influido significativamente en su elección de vida. La pasión por los sabores y ese ojo experto para el mundo de la gastronomía están en su ADN.

Desde Punta del Este -en donde Agustín se encuentra trabajando hasta el final de la temporada de verano- el joven dialogó en exclusiva con Infobae y contó cómo es trabajar en uno de los lugares más lindos de la costa uruguaya, y cómo nació su amor por la cocina. Además, compartió con este medio una de sus recetas favoritas y ofreció los mejores tips para su preparación.

Agustín este verano está descollando en el Este. Entre abril y septiembre vive en California la costa oeste de Estados Unidos antes no tenía casi relación con Francis, pero la pasión por la gastronomía los unió

Comenzó a ir a los restaurantes y eventos de Francis desde que era muy pequeño y así, al verlo en acción, supo que ése también era su camino. Este contacto fluido con uno de los chefs más importantes del mundo hizo que Agustín se diera cuenta de que le fascinaba cocinar, pero no sólo eso, sino también interactuar con la gente. Ese “mano a mano” tan particular. Antes de esta conexión laboral, la relación entre Agustín y Francis era casi inexistente, pero el trabajar juntos los unió. A partir de ese momento, comenzó a viajar a distintas partes del mundo como parte de su equipo.

Instalado en California desde abril hasta septiembre, abandona su eterno verano para realizar viajes relámpago hacia otras ciudades de Estados Unidos como Nueva York y Miami, siempre dependiendo de los trabajos y de los pedidos que vayan surgiendo, algunos previstos con anterioridad, aunque también hay muchos que surgen sobre la marcha.

Cuando el clima “se pone lindo para los eventos de fuego” se instala en Buenos Aires, desde diciembre hasta mediados de febrero.

Asado para diez invitados. ???

A post shared by Agustin Mallmann (@amallmann) on

Pero el calor y el trabajo lo llevaron este año a Punta. “Siempre digo que es un placer estar trabajando en un lugar como éste. Despertarse a la mañana y estar en la costa es hermoso”, confesó. A pesar de que esta temporada no pudo coincidir en ningún evento con su tío Francis, quien se encuentra trabajando en Garzón, sí pudo compartir junto a él algún que otro momento en familia.

Y aunque es difícil encontrar un momento para relajarse, siempre intenta descansar un poco, aunque las obligaciones siempre están primero. “La verdad es que cuando vengo un mes tengo la cabeza a mil y me resulta difícil, aunque a veces lo logro. Lo que sucede es que la temporada cada vez se acorta más y por suerte los eventos y las fiestas privadas en las cuales trabajo son muchas”, reconoció el chef.

Disfrutando el atardecer en Uruguay ?? Enjoying the sunset in Uruguay.

A post shared by Agustin Mallmann (@amallmann) on

¿Cómo fueron tus comienzos en el Este?

-Durante cuatro años trabajé con Francis en Garzón. Fue una época en la que aprendí muchísimo. Desde hace dos años que hago temporada y eventos privados de manera particular acá en Punta del Este.

Viajas por todo el mundo, ¿qué es lo que más te gusta de trabajar en Uruguay?

-Está bueno trabajar en verano porque la gente está contenta y festejando. El ambiente que se crea es muy lindo y a pesar de que en otros lugares hay muy buena una onda, esta ciudad es muy especial en verano, es sumamente agradable ser parte de ese festejo cocinando.

¿Qué amás de este trabajo?

-Lo mejor es viajar y conocer gente nueva, cocinar y evitar la rutina de todos los días de estar siempre en un mismo lugar, lo cual me aburre un poco. Todos los días aprendo cosas nuevas, me sirve ir mucho a otros eventos y restaurantes de donde saco ideas y conceptos nuevos y diferentes

Además de ser un cocineros en ascenso, también cosecha miles de seguidores en redes sociales como Instagram

Según el joven Mallmann, la temporada gastronómica crece año tras año  y cada vez hay más locales de comida al paso o restaurantes.”Me parece una competencia linda y divertida entre cocineros y para los turistas crea una variedad de restaurantes con nuevas ideas y conceptos”, aseguró el joven.

Reconoce que la calidad de los productos “del otro lado del charco” es muy buena, y que lo que más trata de aprovechar es la frescura de la materia prima. Los pescados que más salen son las corvinas rubias y los mariscos, las remolachas, zanahorias y cebollas como guarnición de muchos platos.

Proyectando cosas que con mis sueños escribí. ????

A post shared by Agustin Mallmann (@amallmann) on

Pero, además de los restaurantes, la tendencia que se impuso desde hace unos años son los eventos y las fiestas privadas. Más íntimos, los hay formales e informales, y, a partir de la temática, diseña el menú y siempre tiene en cuenta la materia prima a disposición para que todo sea de primera calidad.

A continuación, una receta exclusiva de Agustín Mallmann para Infobae: corvina rubia a la parrilla con verduras asadas, aceite de oliva & limón

Agustín Mallmann reveló una de sus recetas preferidas a Infobae: corvina rubia a la parrilla con verduras asadas, aceite de oliva y limón.

– Conseguir una corvina fresca, abrirla al medio y dejarle la cabeza, la piel y las escamas. Dejándole todo se logra que durante la cocción en la parrilla la corvina no se pegue ni se seque.

– Cocinar a fuego medio/fuerte 4 minutos del lado de la piel y darlo vuelta con una espátula. Luego cocinar 3 minutos del lado de la carne.

– Para la guarnición, utilizar zucchini, remolacha, calabaza y zanahorias. Colocarlas en una asadera y luego llevarlas al horno. No deben estar peladas, ni cortadas y se las debe cocinar durante aproximadamente 45 minutos (una vez cocidas retirar del horno y cortarlas en pedazos chicos para presentar en el plato).

– Condimentar ambas cosas con un rico aceite de oliva, sal, pimienta negra y ralladura/jugo de limón.

LEA MÁS:

El detrás de escena del mundo drag queen, según Miuka Underground

Mandalaterapia: ahora los grandes también pintan

10 cervecerías artesanales para disfrutar en Buenos Aires

Cuáles son los 7 after y sunset beach más exclusivos de Punta del Este, Pinamar y Mar del Plata

Fuente: Gastronomía esteña de la mano de Agustín Mallmann, el chef revelación de la temporada y sobrino de Francis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *