El Dakar desde adentro, día 8: los pilotos fueron sus propios mecánicos en Uyuni

en Politica el 14/01/2018

La séptima etapa llegó a su fin y los competidores intentaron cuidar sus vehículos lo máximo posible. Tras completar el trazado, Carlos Sainz, Nasser Al Attiyah y Lucio Álvarez, entre otros, se dedicaron a arreglar el auto de cara a la próxima jornada, la cual tendrá su llegada en Tupiza, Bolivia.

Lo mismo ocurrió en todas las categorías. Se disputó El Maratón, lo que significa que los pilotos deben correr desde La Paz hasta “La Joya de Bolivia”, sin asistencia de los mecánicos profesionales. 

Las máquinas comenzaron a llegar cerca de las dos de la tarde y hasta las nueve de la noche siguieron entrando. Mientras que algunos trabajaron bajo la luz del día, otros tuvieron que arreglarse con la luz de la luna y una linterna.

dia maraton 3Los corredores fueron sus propios mecánicos. No pudieron recibir ningún tipo de asistencia durante la etapa, algo que no ocurre comúnmente ya que en cada llegada los competidores dejan su vehículo en manos de los profesionales.

En esta jornada son todos Malles Motos por así decirlo. Si bien hay participantes que viven la jornada Maratón prácticamente todos los días, para los pilotos de las grandes marcas resulta todo un reto.

En cuanto a los números que dejó la séptima etapa, en camiones, Federico Villagra arribó en segundo lugar por detrás de Ton Van Genugten y está segundo en la clasificación general a 49 minutos y 47 segundos de Eduard Nikolaev.

En motos, Kevin Benavides perdió la punta. El piloto francés Adrien Van Beveren es líder con un tiempo de 21hs 49’18”. El argentino quedó a 3 minutos. Carlos Sainz, por su parte, consiguió hacerse con el liderato y se sacó una distancia de 1 hora y 11 minutos con su inmediato perseguidor Nasser Al Attiyah.

 

LEA MÁS:

El Dakar desde adentro, día 7: un recorrido, una feria y una noche de hotel, la magnífica estadía en Sucre

Kevin Benavides, el piloto que hace historia en el Rally Dakar 2018

 

 

Fuente: El Dakar desde adentro, día 8: los pilotos fueron sus propios mecánicos en Uyuni

Deja un comentario