"El cáncer infantil es curable": radiografía de una enfermedad que se diagnostica a 1300 niños en el país cada año

en Politica el 15/02/2018

Las leucemias representan el cáncer más frecuente en niños (Getty Images)

Si hay una “mala palabra” en medicina, es cáncer. Y si se lo asocia a la infancia, los peores fantasmas aparecerán en la mente de inmediato. Sin embargo, la enfermedad no tiene en los niños el carácter de “terminal” que sí adopta aún en muchos casos en la adultez.

Es que, “el cáncer en pediatría es curable”, aseguran los que saben. El diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, mejoran las posibilidades de sobrevida de los pacientes.

El cáncer es una enfermedad con una incidencia muy baja en los niños. Según datos del Registro Oncopediátrico Argentino (ROHA), en la Argentina se diagnostica anualmente cáncer a alrededor de 1.300 chicos y adolescentes de hasta 15 años, siendo los más frecuentes las leucemias y los tumores cerebrales.

No hay una causa precisa en el cáncer infantil

El cáncer infantil engloba a un conjunto de enfermedades con características propias definidas, cada una con un nombre, un tratamiento y un pronóstico específico. Tumores embrionarios como retinoblastoma, nefroblastoma, neuroblastoma, hepatoblastoma, son formas de cáncer particulares del niño, mientras que, por el contrario, la mayoría de los cánceres del adulto no existen en pediatría.

Precisamente las leucemias, que representan el cáncer más frecuente en niños, tienen una sobrevida global superior al 60%. En tumores renales la sobrevida global supera el 70%, mientras que otros tumores como el retinoblastoma, considerado de mejor pronóstico, alcanzan una sobrevida global cercana al 90%.

El cáncer infantil engloba a un conjunto de enfermedades con características propias definidas (Getty Images)

“El segundo tipo de cáncer en incidencia es el del sistema nervioso central”, dijo a Infobae el ex jefe de Oncología del Hospital Garrahan y actual director médico de la Fundación Pediátrica Argentina (Fupea), Marcelo Scopinaro (MN 48400).

Sobre las causas que pueden llevar a un niño a padecer alguna de estas enfermedades, el médico pediatra explicó: “No hay una causa precisa en el cáncer infantil. Los factores medioambientales, como pueden ser el tabaquismo en el adulto, en pediatría no existen. Se sabe que hay algún cambio genético en la célula tumoral, que no es muy conocido y termina desencadenando el cáncer”.

Es clave que los pediatras sepan diferenciar un dolor benigno de lo que es un síntoma que puede venir acompañado de un cáncer infantil

“Muchos de ellos tienen en común ser de origen embrionario, es decir provienen de bases genéticas constitucionales, muchas de ellas no bien conocidas”, informó el jefe del servicio de Hematología y Oncología del hospital, Pedro Zubizarreta, y destacó que “las enfermedades de los niños tienden a ser de instalación rápida y alta tasa de crecimiento, pero son al mismo tiempo más sensibles a los tratamientos”.

Diagnóstico temprano e igualdad en el acceso al tratamiento, dos pilares clave

El diagnóstico temprano permitirá un tratamiento menos agresivo y es clave para alcanzar la cura (Getty Images)

En el Día Internacional del Cáncer Infantil, Scopinaro destacó que “así como en el adulto se promueven campañas de prevención, en pediatría la única prevención es el diagnóstico temprano de las enfermedades malignas”.

“Como la mayoría de los síntomas en general son similares a los de otras enfermedades banales propias de la infancia, eso suele demorar la detección del tumor, por eso suele decirse que la mejor campaña es capacitar a los pediatras para que sepan diferenciar un dolor benigno de lo que es un síntoma que puede venir acompañado de un cáncer infantil“, enfatizó.

Y agregó: “Se realizaron estudios para analizar dónde radicaba la demora en el diagnóstico, creyéndose que se trataba de desidia de los padres o estaba relacionado con el nivel socioeconómico de la familia, y se vio que la demora estaba entre la primera consulta al médico de cabecera y el tiempo que transcurría hasta llegar al diagnóstico”.

La mayoría de los síntomas en general son similares a los de otras enfermedades banales propias de la infancia

“Este día (por la efeméride internacional) debe ser una jornada de concientización de que todos los niños con cáncer deben tener las mismas posibilidades de cura, no importa dónde viva ni su nivel socioeconómico -ahondó Scopinaro-. En el mundo existen desigualdades; debemos nivelar para arriba y que todos los niños tengan acceso a la mejor alternativa de tratamiento que permite la medicina hoy”.

Y sobre los efectos secundarios adversos característicos de este tipo de enfermedades, el especialista explicó que “se hicieron avances en el sentido de reducir toxicidad de los tratamientos que se aplican a cada paciente”. E insistió: “Si se hace un diagnóstico temprano, el tumor va a estar más localizado y permitirá su curación con un tratamiento menos agresivo y menos secuelas en la vida adulta”.

La derivación a tiempo, junto con el diagnóstico precoz son elementos clave para la posibilidad de sobrevida de los pacientes (Getty Images)

De los 200 mil niños y adolescentes a quienes se les diagnostica una enfermedad maligna cada año en el mundo, 80% viven en países con recursos limitados, y a ellos corresponde más del 90% de las muertes asociadas al cáncer en pediatría. Se espera que el número de nuevos casos de cáncer en todas las edades se incrementará a 15 millones en el año 2020 y 24 millones en 2050 en todo el mundo.

Qué pasa en la Argentina

El país cuenta con la información adecuada para el desarrollo de estrategias a largo plazo en el territorio nacional. La red del ROHA está constituida por 91 fuentes que reportan y reúnen a la totalidad de los proveedores de salud en hemato-oncología infantil del país. La recopilación sistemática de datos de los pacientes, con sus detalles clínicos, filiatorios, anatomopatológicos de los tumores, permiten conocer los datos de incidencia, supervivencia y realizar diversos análisis. Dicha información es útil para la definición de estrategias e intervenciones relativas al manejo de los niños con cáncer a nivel institucional, provincial y nacional. En la actualidad su cobertura supera el 91% de los casos de niños y adolescentes con cáncer.

En el país, el 80% de los pacientes recibe atención y seguimiento en hospitales públicos y solo el 20% en instituciones privadas

Según las estadísticas del ROHA, el 80% de los pacientes recibe atención y seguimiento en hospitales públicos y solo el 20% en instituciones privadas. La derivación a tiempo, junto con el diagnóstico precoz y los profesionales formados, compone un elemento importante para la posibilidad de sobrevida de los pacientes. Con este precepto, en 2017 comenzó el proceso de estratificación de las unidades oncológicas de todo el país. Se trata de un proyecto ambicioso que apunta unificar criterios sobre los requerimientos con los que debe cumplir cada unidad oncológica, tanto lo referido a insumos y equipamiento como a los recursos humanos.

La calidad de atención requiere disponer de los recursos adecuados para el diagnóstico y tratamiento de cada patología específica, por lo que la definición de la estratificación de los servicios es una condición necesaria para el mejoramiento de la calidad de atención y para poder ofrecer una mayor equidad a los pacientes”, destacó la coordinadora del Programa Nacional de Cuidado Integral del Niño y Adolescente con Cáncer (Procuinca) del Instituto Nacional del Cáncer (INC), Florencia Moreno.

Cada 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil

Y tras destacar que “lo más importante es capacitar a los agentes de salud porque la mayoría de los casos se resuelve de manera exitosa cuando son diagnosticados en tiempo y forma, y son tratados correctamente” Moreno enfatizó que desde el INC, que depende del Ministerio de Salud de la Nación, realizan capacitaciones a equipos de la salud en distintas provincias del país sobre el diagnóstico oportuno de cáncer en niños y adolescentes para impulsar el hallazgo y tratamiento temprano de la enfermedad.

En el marco de la fecha internacional desarrollaron los talleres sobre “Cuándo sospechar cáncer en el niño”, ayer y hoy, en las provincias de Córdoba, Chaco, Misiones, La Rioja, San Luis y Catamarca destinados al personal de salud –médicos, enfermeros y agentes sanitarios– que trabajan en la atención de niños con cáncer.

Asimismo, desde Fupea realizaron una campaña, en conjunto con el INC y la Fundación Leo Messi para difundir la importancia de la detección temprana y la necesidad de que todos los niños del mundo tengan, independientemente de su país de origen, estatus económico o clase social, acceso a un diagnóstico y tratamiento preciso y a tiempo y por ende las mejores posibilidades de curación. El pasado fin de semana, los principales equipos de primera división de la Superliga y AFA exhibieron una remera blanca alusiva.

El pasado fin de semana, los principales equipos de primera división salieron a la cancha con la remera de la campaña de Fupea

LEA MÁS:

Premiaron al médico argentino que salvó niños de un extraño cáncer ocular

Osteosarcoma en niños: conocer sobre el cáncer ayuda a salvar vidas

“Por mi hijo, todo”: la inspiradora historia de un padre contra el cáncer infantil

Fuente: "El cáncer infantil es curable": radiografía de una enfermedad que se diagnostica a 1300 niños en el país cada año

Deja un comentario