El presidente Donald Trump, en el Salón Oval (AFP)

El programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés) fue implementado en 2012 por el gobierno de Barack Obama. La medida le permitió a una masa de casi 800 mil inmigrantes que entraron ilegalmente a los Estados Unidos siendo niños, los llamados dreamers (soñadores), recibir permisos de trabajo temporales, licencias de conducir y un número de seguridad social.

Muy crítico con la iniciativa de su antecesor, Donald Trump suspendió el 5 de septiembre de 2017 toda nueva solicitud de inscripción al programa y anunció su deseo de ponerle fin, lo que podría llevar a la deportación de todos sus beneficiarios. Para evitarlo, un grupo de legisladores republicanos y demócratas empezaron a trabajar desde hace unos meses en un nuevo proyecto. El Presidente condició su eventual apoyo a que le garanticen el financiamiento para la postergada construcción del muro en la frontera con México, algo que el Congreso le viene negando.

Los demócratas buscan financiación del Gobierno para proteger a los “dreamers” afectados por la derogación del DACA

El grupo de trabajo llevó este jueves una propuesta consensuada a la Casa Blanca. Pero la reunión con el presidente no salió como esperaban. “El llamado acuerdo bipartidista por el DACA que me presentaron ayer junto con un grupo de diputados y senadores republicanos fue un gran paso atrás. No financiaba como corresponde la construcción del muro, empeoraba la migración en cadena y la lotería de visas, y obligaría a los Estados Unidos a recibir un gran número de personas de países con mucho crimen, a los que les va mal“, escribió Trump este viernes en su cuenta de Twitter.

The so-called bipartisan DACA deal presented yesterday to myself and a group of Republican Senators and Congressmen was a big step backwards. Wall was not properly funded, Chain & Lottery were made worse and USA would be forced to take large numbers of people from high crime…..

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 12, 2018

El mensaje continuó en otros tuits. “Quiero un sistema de inmigración basado en el mérito, que nos ayude a llevar el país al siguiente nivel. Quiero seguridad y confianza para nuestra gente. Quiero parar el masivo flujo de drogas. Quiero financiar a nuestro Ejército, no quiero un desfinanciamiento demócrata. Como a los demócratas no les interesa la vida y la seguridad, el DACA ha dado un gran paso atrás. Los demócratas van a amenazar con cerrar (el Gobierno, al no aprobar el presupuesto), pero lo que están haciendo es cerrar nuestro Ejército, justo cuando más lo necesitamos. Sean inteligentes, HAGAMOS GRANDE DE NUEVO A LOS ESTADOS UNIDOS”.

….countries which are doing badly. I want a merit based system of immigration and people who will help take our country to the next level. I want safety and security for our people. I want to stop the massive inflow of drugs. I want to fund our military, not do a Dem defund….

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 12, 2018

El mandatario se refirió también al escándalo que se desató el jueves a la noche luego de que The Washington Post difundiera que, durante la reunión con los legisladores, Trump habría preguntado: “¿Por qué recibimos a toda esta gente de países de porquería?”. El mandatario desmintió la versión.

….Because of the Democrats not being interested in life and safety, DACA has now taken a big step backwards. The Dems will threaten “shutdown,” but what they are really doing is shutting down our military, at a time we need it most. Get smart, MAKE AMERICA GREAT AGAIN!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 12, 2018

“El lenguaje que utilicé en el encuentro por el DACA fue duro, pero ese no fue el lenguaje que usé. Lo que fue realmente duro es la estrafalaria propuesta que hicieron. ¡Gran paso atrás para el DACA!”, escribió en otro tuit.

The language used by me at the DACA meeting was tough, but this was not the language used. What was really tough was the outlandish proposal made – a big setback for DACA!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 12, 2018

Luego precisó: “Nunca dije nada despectivo de los haitianos, más allá de que Haití es, obviamente, un país muy pobre y traumatizado. Nunca dije ‘échenlos’. Es un invento de los demócratas. Tengo una maravillosa relación con los haitianos. Probablemente deba grabar futuras reuniones. Lamentablemente no hay confianza”.

Never said anything derogatory about Haitians other than Haiti is, obviously, a very poor and troubled country. Never said “take them out.” Made up by Dems. I have a wonderful relationship with Haitians. Probably should record future meetings – unfortunately, no trust!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 12, 2018

La reunión sucedió días después de que se anunciara el fin del Estatus de Protección Temporaria (TPS, por sus siglas en inglés) para más de 200.000 salvadoreños residentes, que deberán abandonar el país en los próximos 18 meses. Los senadores Lindsey Graham (republicano) y Richard Durbin (demócrata) propusieron que se redujera la lotería de visas en un 50% y que se priorizara a los países que ya son parte del sistema, según una fuente oficial de la presidencia. Sin embargo, los cambios están lejos de satisfacer a Trump.

LEA MÁS:

Donald Trump habló de “países de porquería” en una reunión sobre inmigración

Donald Trump canceló el TPS a unos 200 mil salvadoreños, que deberán irse del país en 18 meses

El Partido Republicano reveló su proyecto de ley migratoria: una posibilidad para los “dreamers” y USD 30 mil millones para el muro

Fuente: Donald Trump desmintió haber hablado de "países de porquería" y fustigó el proyecto bipartidista para los inmigrantes