La campaña de LALCEC, busca concentizar a la gente sobre los daños del sol en la piel y promover los chequeos anuales

Se sabe que el sol es un aliado en la producción de vitamina D, que aporta a través de las radiaciones ultravioleta, también conocidas como rayos UV, beneficios para la salud, pero únicamente en pequeñas cantidades.

¡Pero alerta! Porque una exposición prolongada a estos rayos genera la aparición de manchas y lunares en piel y su relación con diferentes tipos de cáncer cutáneo, quemaduras de sol, envejecimiento acelerado de la piel y enfermedades oculares.

Actualmente, gran parte de la población mundial ha tomado conciencia acerca de la importancia de protegerse del sol y de realizar los chequeos correspondientes para corroborar que la piel se encuentre en óptimas condiciones y asimismo descartar cualquier tipo de daño en la epidermis.

Y para reforzar esto,  la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC) sale a la calle para promover el efectivo control de los lunares para prevenir el cáncer de piel.

“Es muy importante realizarse periódicamente chequeos para verificar la aparición de manchas o lunares en el cuerpo. Y por eso es clave concurrir a un especialista antes o después del verano. O por lo menos una vez al año. Y de esa manera se pueden prevenir lesiones muy graves como el cáncer de piel”, explicó la médica dermatóloga Florencia Bertarini, médica de la Dirección de Promoción de la salud y Control de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación.

Sobre el daño que produce el sol, Bertarini explicó que los rayos solares son el principal factor de tumores malignos, de cáncer cutáneo no melanoma y los melanoma.

Cuidar la piel de sol es fundamental para evitar un melanoma u otro tipo de cáncer de piel (iStock)

“Por supuesto que puede haber una predispición genética a tener lunares. Pero el sol y la luz artificial provientes de camas solares también tienen rayos ultravioletas que genera fotodaño en la piel”, remarcó la especialista del Servicio de Dermatología del Hospital Interzonal De Agudos Eva Peron, en San Martin, Pcia. De Buenos Aires.

No cuidar la piel y exponerla al sol sin ningún tipo de protección, o directamente someterse a las camas solares es un riesgo que hoy corren miles de argentinos.

Los fríos datos surgen de los reportes correspondientes al año 2015 de la Dirección de Estadística e Información de Salud (DEIS) del Ministerio de Salud de la Nación, y muestran que en promedio más de 10 argentinos mueren por semana a causa del melanoma, el tipo de cáncer de piel más agresivo y de peor pronóstico.

Además, se estima un registro de más de 1.400 nuevos casos de pacientes al año en el país, lo que representa el 1,3 por ciento de los casos de cánceres en total. Esto se traduce en 4 mil argentinos que padecen esta patología, de los cuales fallecen 574 personas anualmente, con tasas de mortalidad levemente mayores en hombres (351) que en mujeres (223).

¿Hablar de cáncer de piel es decir solamente melanoma? 

El cáncer de piel es un conjunto de enfermedades malignas cutáneas con diferente evolución y pronóstico. Los tres tipos principales de cáncer de piel son el carcinoma baocelular, el carcinoma de células escamosas y el melanoma maligno, que se trata del más grave”, explicó a Infobae la doctora Gabriela Cinat, médica oncóloga, Jefa de la Unidad de Melanoma y Sarcoma del Hospital Oncológico Angel Roffo, entidad dependiente de la Universidad de Buenos Aires.

Los lunares qua aparecen o cambian de tamaño, forma o color, deben ser vistos por un especialista (iStock)

Y agregó: “Si bien suele presentarse con la edad, el melanoma se desencadena, entre otros factores, en función del grado de exposición a los rayos solares que la persona tuvo durante toda su vida, fundamentalmente durante la infancia y adolescencia”.

Los especialistas recomiendan el diagnóstico temprano, para lo cual las personas deben estar atentas a cambios en los lunares, pecas o manchas de la piel, las uñas o las mucosas sobre la base del ABCDE del Melanoma (Asimetría, Bordes, Color, Diámetro y Evolución) y mantener como rutina la visita periódica al dermatólogo, sobre todo aquellos que presentan predisposición a padecer cáncer de piel. Otros signos de alarma también pueden ser sangrado, picazón, molestias o dolor, hinchazón y cambios del color de un lunar.

El método ABCDE para revisar lunares y manchas de la piel (MSD Oncología)

En el ABCDE, los puntos a considerar y controlar son cinco: la asimetría de las lesiones (lunares, pecas); que no sean irregulares los bordes; la multiplicidad de colores que exprese o la variación de los mismos con el paso del tiempo; que el tamaño no sea mayor a seis milímetros; que el diámetro no sea irregular; y, por último, seguir la evolución de modo de localizar un posible cambio en tamaño o apariencia, o advertir el sangrado o picazón. En el caso de identificarse alguna de estas anomalías en la piel es fundamental la consulta con un experto.

Entre los principales factores de riesgo de desarrollar melanoma, se encuentra la historia de exposición a rayos UV (ultravioletas, naturales o artificiales) en forma crónica, acumulativa o exposiciones intermitentes extremas que produjeron quemaduras de sol, tener ojos y/o cabello claro o pelirrojo, tener muchos lunares y los antecedentes familiares de melanoma.

Según registros del Ministerio de Salud de la Nación, 9 de cada 10 casos de cáncer de piel se deben a la exposición solar. La razón de esto es que la piel absorbe de forma continua la radiación ultravioleta que emite el sol, a lo largo de toda la vida. Se estima que una persona al cumplir 18 años ya se expuso al 80% del total de rayos ultravioletas que absorberá en toda su vida, de allí la importancia de adoptar hábitos saludables ante la exposición solar durante todo el año, no sólo en verano, y realizar controles frecuentes de los lunares de forma personal como también con un especialista.

Los lunares son fundamentales en la detección de un melanoma (iStock)

La intensidad de la radiación

Alejandro Turek, médico especialista en oncología, aseguró a este medio que existe un índice de luz ultravioleta que mide la intensidad de esta radiación. El riesgo a la exposición solar aumenta de 10 a las 16 por entrar verticalmente a través del agujero de ozono, por eso es importante evitar esos horarios.

Entonces, ¿cómo protegerse y cuidar la piel? Es importante usar ropa clara y de tejidos que no permitan el paso de la luz solar, bloqueador solar con un factor de protección de 30 en adelante, gorra, sombrero y anteojos de sol, aunque uno esté bajo toldos, sombrillas, carpas o árboles.

“Los factores de protección solar de variados índices nos protegen de este riesgo. Las personas de piel muy blanca deben usar protectores para UVA y UVB de factor igual o mayores a 30. Sobre todo en lugares abiertos donde van a permanecer varias horas, ya sea estando quieta, caminando, haciendo alguna actividad deportiva, o trabajando. Debe aplicarse en toda la piel expuesta al sol y repetir su aplicación cada dos horas y cada vez que se sumerja en toda agua o si se suda en exceso”, detalló Turek.

El consultorio en la calle

La campaña que lleva adelante LALCEC llamada “Finales inesperados”, cuenta con el apoyo de Bristol-Myers Squibb, y apela al concepto de interrupción que simula un lunar como punto final de una historia de vida, simbolizando las consecuencias del cáncer de piel y el melanoma.

En este sentido, la campaña promueve incorporar medidas de prevención primaria a la rutina diaria y a la realización de controles periódicos que permitan una detección temprana y eficaz de la enfermedad.

La iniciativa además incluye campaña en redes sociales y el micro sitio interactivo cancer.org.ar donde las personas pueden compartir su historia.

El Móvil de LALCEC estará ofreciendo controles de lunares de modo gratuito en el Paseo Costero de Vicente López (15-18 de febrero) y Plaza de Lavalle, CABA (19- 22 de febrero) de 9 a 17 horas en ambas fechas. También se brindará toda la información necesaria para la prevención de esta patología.

LEA MÁS:

Melanoma: el mal solar que afecta a 4 mil argentinos

Manchas solares: el efecto colateral del verano

Piel radiante en otoño: por qué la temporada del protector solar no terminó

10 mitos sobre el cáncer, la epidemia que mata 8 millones de personas por año

Fuente: Cómo hacer un efectivo control de los lunares para prevenir el cáncer de piel