Colaboración internacional naval y reinserción en el mundo

en Politica el 28/11/2017

La tragedia del ARA San Juan muestra el despliegue de una conmovedora e impresionante colaboración internacional en la búsqueda del submarino y su tripulación. Un comunicado de la Cancillería ha resaltado la importancia de esos gestos espontáneos como el agradecimiento del Gobierno argentino por una asistencia de embarcaciones, aviones, recursos humanos y medios tecnológicos que guardan pocos antecedentes de operaciones multinacionales similares en el mundo. La lista de países es significativa e incluye, entre otros, a Alemania, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Noruega, Perú, Reino Unido, Rusia y Uruguay. También la contribución órganos internacionales como la Organización Marítima Internacional (OMI) o el caso específico de los equipos de medición hidroacústica de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

La unánime solidaridad internacional es una respuesta concordante con las características de la actual reinserción de la Argentina en el escenario internacional, así como por la recomposición de las relaciones bilaterales con un número importante de países de distintas latitudes. El impulso directo de la diplomacia presidencial ha sido clave en ese sentido, como lo dejó de manifiesto la conversación telefónica entre los presidentes Mauricio Macri y Vladimir Putin para concretar la asistencia técnica rusa. También el activo papel del canciller y de la estructura diplomática argentina en el país y en el exterior que permitió materializar mucha de la colaboración internacional.

Resulta ponderable el apoyo del Reino Unido ante la grave emergencia naval. El Times de Londres ha enfatizado en que la Marina británica deja atrás la enemistad para buscar al submarino argentino. Es el caso, entre otras embarcaciones británicas, del rompehielos HMS Protector, que cumple labores de patrulla antártica y de apoyo a actividades de investigación científica en las islas Georgia del Sur y Sandwich del Sur. Estos antecedentes podrían servir eventualmente de estímulo para dar un nuevo sesgo a la ilegítima presencia británica en las Islas Malvinas, destacando entretanto la importancia de los entendimientos bajo paraguas de soberanía sobre búsqueda y rescate (SAR), de conformidad con el Convenio sobre Búsqueda y Salvamento Marítimo de 1979.

La dramática situación que enfrenta el ARA San Juan permite recordar que la Argentina fue la primera nación en efectuar una operación de búsqueda y rescate de magnitud en la Antártida. La corbeta ARA Uruguay, en noviembre de 1903, al mando del teniente de navío Julián Irizar rescató a toda una expedición sueca cuyo buque se encontraba aprisionado en los hielos.

Fuente: Colaboración internacional naval y reinserción en el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *