Chalets de lujo, una torre de agua y waffles belgas, postales del barrio más exclusivo de Punta del Este

en Politica el 12/01/2018

Los lujosos y tradicionales chalet del exclusivo barrio Parque Del Golf en San Rafaél. (Matias R Souto)

Difícil de imaginar que hubo un tiempo- no hace tanto -en que Punta del Este era un destino de campo y mar, un tiempo antes de que el cemento la invadiera, y se convirtiera el hot spot del jet set internacional con actividades a toda hora.

A 200 metros del Hotel L’Auberge, en el barrio Parque del Golf, la escena pareciera trasladarse a ese tiempo. Del ruido y el bullicioso de la activa ciudad la realidad se torna diferente cuando los árboles cubren los chalets que permiten el viaje a cualquier campiña europea.

Las calles tranquilas y rodeada de vegetación crean una atmósfera de tranquilidad y paz.

De pie se erige la torre de agua -símbolo del lugar- construida en 1948 por el reconocido arquitecto argentino Arturo Dubourg, de estética medieval marcada, esta fue la encargada de suministrar agua a todo el barrio, y en su planta baja un pequeño hotel con 10 habitaciones originalmente.

Siete décadas atrás, a partir de su creación, nacía el barrio residencial más glamoroso, donde aún es posible disfrutar de la atmósfera singular .”El hotel hace al barrio. Todo lo que se creó alrededor del L’Auberge fue planificado a partir de esta edificación. Se proyectó con lotes de tierra muy grandes donde se sabía que se iban a hacer grandes chalets y el barrio fue ideado con una estética muy hermosa”, relata a Infobae Ignacio Chaquirianda, el dueño del hotel.

La torre de agua ideada por el arquitecto argentino Arturo Dubourg data de 1948

Dubourg, el mismo que urbanizó Los Troncos en Mar del Plata, construyó decenas de enormes y lujosas  con su sello especial: ladrillo a la vista, techos a dos aguas, y tejas francesas, una impronta que impulsó cautivando a un público VIP.

Entre los propietarios de esas residencias el empresario argentino Ernesto Fortabat, dueño de Aldebarán. “Es como estar en Europa, pero en medio de Punta del Este”, define Chaquirianda.

En el interior, vigas de madera y pisos de cerámica dos características del estilo del arquitecto argentino

Son solo unos pocos autos estacionados en la puertas de las residencias. Esa misma paz es parte de un servicio que allí se certifica al ingresar: un jardín ancho, con su pasto recién cortado, en donde un hombre decide echarse para leer. A pocos metros, la piscina. Juegan unos niños, corren otros alrededor, pero todo en absoluta calma.

Pileta, jardín y relax

En los soñados jardines del hotel se hicieron populares por servir waffles “hace 70 años que se sirven en el lugar, con las mismas waffleras que trajo la dueña en su momento”, detalla Chaquirianda, mientras el chef los prepara, ya son las 5 de la tarde.

Los tradicionales waffles de Punta del Este con la impronta Belga

“Es una tradición de todo Punta del Este. Se hacen a la vista, en unos moldes traídos de Bélgica, con una receta original y se cocinan al fuego. Poseen mucho arte en la cocción porque las waffleras son calentadas en un punto justo y hay que controlarlas”, explica.

“Eric Trump y su hermana Ivanka, Antonio Banderas, Melanie Griffith, Mario Vargas Llosa, Pelé o ex presidentes de la región, por nombrar algunos, son parte de las celebridades y personalidades mundiales que nos han visitado en los últimos años”.

LEA MÁS:

Una argentina, un bar y una gran mentira: así nació el “chivito uruguayo” en Punta del Este

 

Fuente: Chalets de lujo, una torre de agua y waffles belgas, postales del barrio más exclusivo de Punta del Este

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *