El trabajo histórico realizado por Pablo Aro Geraldes representa la faceta de las estrellas internacionales en sus tiempos de juveniles. La mayoría se muestran junto a los ídolos de los equipos en los que se formaron.

Representantes de River, Boca, Barcelona, Real Madrid y Ajax son algunos casos de las promesas que triunfaron en el mundo. Incluso Diego Maradona tuvo su etapa de alcanzapelotas cuando salió de Cebollistas para integrarse a Argentinos Juniors. Descubrí  a cada uno:

Fuente: Imágenes inéditas: cómo eran las grandes figuras del fútbol en sus tiempos de alcanzapelotas

Este 15 de diciembre se cumplió un año de que la película “El Inca” fue retirada de todas las salas de Venezuela. La historia de amor entre Edwin Valero y su pareja Jennifer Carolina Viera fue estrenada el 26 de noviembre de 2016 y en su tercera semana fue censurada. Desde entonces ha entrado en un litigio judicial que no parece tener fin y sólo puede ser proyectada fuera de la nación bolivariana.

El boxeador venezolano ganó 27 peleas en igual cantidad de presentaciones y todas antes de que se cumplan los 12 asaltos, marca que le permitió ingresar en el libro de los Récord Guinness y en la historia grande del deporte de su país, al conseguir dos títulos mundiales. Nacido en un barrio pobre, con la bandera de Venezuela y el rostro de Hugo Chávez tatuado en el pecho, Valero conquistó el mundo como deportista y en varios actos se mostró al lado del comandante. Sin embargo, el 18 de abril de 2010 fue acusado de asesinar a su esposa en un hotel y un día después se suicidó tras ser detenido, tiñendo de negro una historia de gloria que el chavismo decidió tapar.

Ignacio Castillo Cotin, el cineaste que filmó “El Inca” (Getty Images)

Con la idea de publicar un libro, Ignacio Castillo Cottin comenzó a investigar la historia de este deportista que “volvió a enamorar a los venezolanos con el boxeo”, pero luego de tres años de entrevistas a familiares, entrenadores y amigos del púgil, el cineasta optó por realizar una película, que aún sigue prohibida.

“El personaje era un ídolo y sí, estaba vinculado al gobierno, y de repente tiene un final muy trágico y muy negro, que tal vez es algo que no se quiere contar. No lo sé, de repente la gente quiere pasar la página y que no se hable más“, cuenta triste en diálogo con Infobae.

Edwin Valero, junto a Hugo Chávez (Prensa Miraflores)

En diciembre de 2016, llegó una demanda iniciada por la familia del boxeador que alegaba que la obra contenía escenas que iban “en contra del honor y la reputación de los hijos de Edwin (Valero)”. Aquel litigio fue superado por el director, quien logró que su trabajo regrese a la cartelera en julio de 2017, pero tres días después volvieron a retirarlo.

La orden fue dictaminada por el juez chavista del Tribunal Supremo de Justicia Calixto Ortega sin fundamentos anunciados públicamente: “La medida cautelar y preventiva se ha convertido en permanente”, explica Castillo Cottin. “Hace 5 meses que no se puede exhibir y todavía no sabemos por qué”.

El juez Calixto Ortega

Esta es la primera vez en la historia que una película recibe este tipo de censura en Venezuela. Algo similar había ocurrido en la década del 80 cuando se prohibió la proyección de “Tango en París”, pero jamás llegó a los cines.

El director responsabiliza de esto a la falta de conocimiento acerca de su obra, la cual no tiene contenido político alguno: “La película no toca el tema partidario, el tema se centra en la historia de amor (entre él y su esposa). Pero sí hay un desconocimiento de la gente que pensaba que la película de alguna forma podía agredir al gobierno o no sé qué“.

(Getty)

Mientras aguarda por un llamado de la Justicia para resolver el problema, Castillo Cottin se muestra preocupado porque de proseguir la censura la película podría perder fuerza: “Las películas tienen una vida y la están matando”. Sin embargo, reconoce que su mayor temor son las consecuencias que esto le generará a su país: “Esto ha perjudicado al cine porque mañana va a ser complicado conseguir inversionistas, o levantar una película cuando escribas y toques un tema difícil de Venezuela, te van a decir ‘mira pero si te la censuran…’“.

La polémica medida, que sólo rige en el país gobernado por el régimen de Nicolás Maduro, no tiene fecha de fin. Mientras tanto, la obra se ha podido proyectar en festivales internacionales como el Miami Festival del 2017 y el Festival de Cine Independiente de Bogotá, entre otros. Además, en los países de Sudamérica se podrá ver por diversas señales de cable a partir de 2019.

LEA MÁS:

Especiales de Infobae América

Fuente: La censura de la película sobre el boxeador icónico del chavismo: "Nunca había ocurrido esto en Venezuela"

Después de realizar el último entrenamiento en Marruecos, de cara a la próxima edición número 40 del Rally Dakar, el salteño de 22 años Luciano Benavides, habló con Infobae acerca de lo que será su primera participación dentro del evento y sobre un rival en particular, su hermano: Kevin Benavides.

Ambos correrán en la categoría “motos”, uno en KTM y el otro en Honda. Aunque su objetivo principal es terminar la carrera, en sus palabras se reflejan las ganas de medirse ante su hermano mayor. Saldrán el seis de enero desde Lima (Perú) y llegarán el 20 a Córdoba (Argentina).

Quien tiene hermanos entenderá la competencia que viven día a día en cualquier circunstancia de la vida. Una rivalidad sana que se percibe en diferentes situaciones. En este caso, dentro del deporte.

Kevin y Luciano Benavides competirán en el Rally Dakar 2018

Sólo bastó una simple pregunta para que Luciano Benavides nombrara a su hermano: “Con 22 años, éste va a ser su primer Dakar ¿Cómo vive los momentos previos?”

-Lo estoy viviendo con ansiedad y un poco de nervios, pero lo tengo acá a mi hermano que ya sabe lo que es un Dakar y tiene experiencia. Él está en otro equipo pero entrenamos y nos preparamos juntos.

(@l.benavides77)

Claro, usted está en KTM y él en Honda, ¿Cómo es esa rivalidad?

-Va a haber mucha rivalidad entre las dos marcas ya que son las principales que competirán en el Dakar. Pero de mí parte no habrá una rivalidad directa porque mi objetivo hoy no es salir a ganar. En principio el objetivo es terminar la carrera y obtener experiencia. El equipo no me exige ningún resultado porque saben que soy muy chico y el proyecto que tienen conmigo es a futuro.

A pesar de aclarar que no competirá directamente contra su hermano, en cada respuesta dejaba entrever que, a la par de su objetivo principal, coexistía otro reto, el de medirse contra Kevin.

Kevin es seis años mayor que usted, ¿Tiene algo que ver con su pasión por las motos?

-Es seis años y medio más grande. Si, tanto él como mi papá tienen mucho que ver. Yo empecé a los cinco años a entrenar en moto y mi hermano ya lo hacía. Comenzó como un hobby, me gustaba pasar el tiempo con las motos y a medida que iba creciendo me empezó a gustar mucho más y lo tomé de manera más profesional a partir de los 17 años.

A él no le gusta perder y menos contra mí.

¿Compitió alguna vez contra Kevin?

-Competimos todos los días a toda hora. Somos muy competitivos, al extremo. Cuando vamos al gimnasio, cuando entrenamos en bici y vemos quien hace el mejor tiempo. Corrí varias veces directamente contra él. Mi último año en enduro fui subcampeón argentino y él fue el campeón, éramos compañeros de equipo pero competimos directamente varias veces. Esa vez perdí, pero le gané una vez en Colombia, a él no le gusta perder y menos contra mí.

Hoy el historial está a su favor, pero vamos a ver más adelante

¿Son de hacer apuestas entre ustedes?

-Siempre, como te digo, cada vez que entrenamos estamos compitiendo y las apuestas siempre aparecen. Igual ahora no seremos rivales directos en el Dakar por una cuestión de que es imposible pretender, con mi edad y mi experiencia dentro del rally, competirle a él que viene haciendo un buen trabajo ya hace varios años. Igual, él arrancó con 26 años y yo estoy arrancando con 22.

Kevin Benavides, de 28 años, debutó en el Rally Dakar del 2016 en el que fue líder de la tercera etapa, convirtiéndose en el primer argentino en ganar uno de los trayectos en “Moto” de la historia del Dakar. Finalizó cuarto a 54 minutos del ganador, Toby Price, quien hoy compite en KTM junto a Luciano.

Luciano y Kevin Benavides (KTM y HONDA)

Teniendo en cuenta que usted viene de competir en Enduro, ¿Cómo es la preparación para un Dakar?

-La preparación es muy diferente. El Dakar es una carrera de muchos días, muchas horas. El entrenamiento es muy diferente porque requiere mucha más resistencia, también la cabeza juega un papel muy importante. Hace poco tuve una fractura de clavícula, debido a que yo estaba acostumbrado a manejar a fondo en el enduro y en Rally no.

Compartió entrenamientos con el equipo completo de KTM, ¿Pudo conocer a Laia Sanz?

-Si, compartí mucho con ella, nos llevamos muy bien. Es mi compañera directa de equipo y somos los únicos dos, de los seis, pilotos oficiales de KTM. Cuando estuve en la presentación de las motos estuve con ella al igual que en Marruecos. Compartí mucho con ella y también con Toby Price, entre otros.

¿Le dieron algún consejo por ser tu primera participación?

-Si, todos me dieron consejos en general. Que no trate de querer ganarle a nadie, que no quiera ir a más de lo que puedo, que tenga mucho cuidado y que tenga una buena carrera.

Ya está familiarizado con los “roadbooks” (hojas de ruta, “GPS”) y los accesorios indispensables para el Dakar?

– En esa parte es la que estoy más “crudo”, yo vengo del enduro y fue un gran cambio para mi el desembarcar en el rally. No tuve mucho rodaje en cuanto a eso. Sólo tuve un entrenamiento de un día en Ruta 40, la competencia en Marruecos, en donde pude clasificar para el Dakar, y el posterior entrenamiento. Voy aprendiendo, no es fácil, lleva su tiempo y cuesta acostumbrarse, pero esa es la parte en la que tendré que tener más cuidado.

¿Qué significa el número 77 para usted?

-Ese número me identifica. lo comencé a usar en el 2012 y lo tengo tatuado en la muñeca. El año pasado también competí en enduro y en el reparto de números, que era por sorteo, me toco el 77 y gané esa carrera en Estados Unidos. Soy fanático de ese número.

 

LEA MÁS:

Etienne Lavigne, íntimo con Infobae: “El Dakar no es una carrera común, es ‘La Carrera'”

El otro lado del Rally Dakar: su compromiso con el medio ambiente y la apuesta a la sustentabilidad

Se presentó el recorrido oficial del Dakar 2018: así será etapa por etapa

Fuente: El debutante del Dakar que competirá contra su hermano: "Somos muy competitivos, al extremo"

Viernes 16 de diciembre, hace un año. Una voz en el teléfono. Solo una voz. —Tu hermano ha muerto. “Tu hermano” es (era) Santiago Vázquez, 26 años, actor, hijo del éxito, 250 mil fans en Instagram.

Esa misma voz en el celular de Nicolás Vázquez (39). El hermano desolado. El que en ese instante estaba en la playa de estacionamiento del centro comercial de Nordelta, acaso pensando en su mujer, Gimena Accardi (31), y recordando el casamiento en Mar del Plata, y la fiesta en la playa con Santi de padrino… ¡apenas seis días antes del fatal “Tu hermano ha muerto”!

Gimena y Nico en su boda, con Santi de testigo

O pensando en el 5 de enero —faltaba tan poco…—, porque esa Noche de Reyes Santiago y él, después de un año de aplausos en el Picadilly, volverían a llevar la comedia El Canasto, dirección de Nico, y Santi protagonista.

Pero de las dos carátulas, la risa y el llanto, la antigua insignia de las tablas, se había impuesto, sombría, la mueca de la tragedia…

Con el celular en una mano, las llaves del auto en la otra, la mirada perdida, los pasos erráticos y el repetido grito “¡No puede ser… no puede ser!”, Nico sintió que algo parecido a la vida –el aliento– se le esfumaba, y se sentó en el suelo. Abatido, quebrado… Eso que llaman “descompensación” porque suena menos terrible…

Nico y Santi se funden en un abrazo, después de una función de “El Canasto”

Dos o tres buenas almas lo socorrieron. Una botella de agua. Dos o tres preguntas. Qué te pasó, te sentís bien, llamo a un médico, a una ambulancia. Gota a gota llegaron las noticias. Santi estaba en Punta Cana con unos amigos. Su muerte fue súbita. Causa: miocardiopatía hipertrófica (aumento del grosor de las paredes del corazón). Difícil de detectar. No tiene cura. Apenas tratamiento…

No mucho después –el alma seguía herida–, Nico recordó las últimas charlas con Santi. “En ese amanecer, después de mi casamiento, nos dijimos tantas cosas lindas. Fue uno de los días más felices de mi vida. Nos dimos un beso. Después nos hablábamos siempre por teléfono. ¿La última vez? Cuando River le ganó a Rosario Central por la Copa Argentina. El lo vió desde Punta Cana y yo desde aquí. Nos comunicábamos por WhatsApp… ¡gol a gol!”.

VIDEO Hubo, en este largo dolor, un bálsamo. Fue Gimena Accardi. Según Nico, cumplió un rol de apoyo “para nada menor”. “Me impresionó la fuerza que tiene esta enana, ¡una locura! —contó—. Se corrió del duelo, de ese protagonismo, y nos levantó el ánimo a todos”.

Pero Santi muerto dictó más olas de amor…

Bautista Lena, hijo de Reina Reech, fue compañero de Santi en El Canasto, y esto escribió en Instagram: “Mi siamés… ¡así nos decíamos! Llegamos a ser tan amigos, tan hermanos, que nos sentimos siameses. Y tuve la suerte, en este último año, de no despegarme de vos ¡más de un día! A todos lados juntos, hermano, y así será siempre, porque me vas a acompañar toda la vida. ¿Cómo eras? Humilde, generoso, bueno, caballero, sabio, emprendedor, luchador, soñador. ¡Y nos quedaron tantos sueños que cumplir, amigo! Pero gracias por este último año con tantas risas y tanto amor. ¡Siempre conmigo, siamés! Te amo”.

El posteo en Instagram de Bautista Lena

Todo, todo, todo se recuerda. Entonces, después de la hora fatal, y hoy, cumplido el año. Todo, todo, todo. Porque Santi fue –nadie lo niega– un grande. Hasta en los pequeños y dulces gestos. Va la historia…

Nicolás Vattimos, su ex concuñado, tiene un hijo: Milo, de tres años. Santi le prometió una máquina de hacer helados. Y uno de sus amigos, Andrés Carrizo, que viajó a Punta Cana en sus vacaciones, lo llamó y le dijo: “Hoy no quería dejar de abrazarte, amigo. Te quiero mucho y vamos a hacerle honor a nuestro hermano. Yo tengo la máquina de hacer helados que el tío Santiago le prometió a Milo”.

Santiago Vázquez con el pequeño Milo

Y no paró ahí Nico Vattimos. Conmovió con un texto escrito desde el dolor y el amor y también la soledad, el vacío que deja lo perdido para siempre. “Por eso eras tan demostrativo y cariñoso, porque había poco tiempo, más que poco. Tanto compartimos que hoy te pondría un tema de rock, te invitaría a un asado, veríamos alguna película loca de Netflix, si es posible de Leo DiCaprio…, hablaríamos de la vida, ¡y como siempre, nos reiríamos más que nadie!”.

Pero algo falta. Esencial. Quema como una gota de plomo fundido Como la quemó a ella hace un año. A Mirta, su madre. Que entonces escribió: “Tengo el corazón partido. Fuiste dejando amor en cada uno de nosotros. Nos enseñaste a ser mejores. No conociste la envidia ni la maldad. Iluminabas todo. Hijo, hermano, tío y amigo incondicional. Todo lo que dejaste acá en la tierra es hermoso. Con todo el dolor que se siente te entregué a la Virgen para que te cuide. Y sé que vos serás nuestro Ángel para siempre. Te amo. Sé muy feliz en el cielo. Hasta pronto”.

Pero el espectáculo debe continuar: el primer y el último artículo del código de tablas. Y continuará… Sin Santiago Vázquez. Pero también con él. Porque así es y será siempre el misterio del teatro y sus hijos. Desde hace cinco mil años y en Grecia. Y en los cinco mil años que vienen.

Nico y Santi Vázquez

LEA MÁS:

Nico Vázquez y Gimena Accardi apuntaron contra La China Suárez: “No estuvo en el momento que más la necesitamos”

El cruce entre Gimena Accardi y Nico Vázquez y un reproche: “¿Qué es lo que más te gusta que compartamos: el trabajo, la cama o la comida?”

Fuente: A un año de la súbita muerte de Santi Vázquez, las conmovedoras palabras y recuerdos que dejó a su corto paso por el mundo

El Aerion AS2 alcanzará velocidades superiores a los 1.600 kilómetros por hora

En la interminable evolución de los medios de transporte, los únicos límites parecen ser los de la imaginación. Todo lo demás corre por cuenta del desarrollo de tecnologías que permitan avanzar hacia nuevos horizontes. En esa frontera está ahora la aviación comercial supersónica, que se acerca a grandes velocidades a un nuevo amanecer.

Llegó la hora de la revancha luego del fracaso del célebre Concorde. De las cenizas de esa experiencia, interrumpida en 2003, tres años después del trágico accidente en París que selló su suerte, surgieron nuevos proyectos y renovadas ilusiones. Uno de estos proyectos, totalmente diferente en concepto y forma, verá la luz en poco tiempo de la mano de la firma Aerion Corporation, que inició la aventura hace poco más de una década y unió esfuerzos con dos socios estratégicos de la industria aeronáutica norteamericana, GE Aviation y Lockheed Martin, que esta semana le puso la firma y lo acompañará hasta su despegue, previsto para 2023.

El exclusivo jet tendrá capacidad para 12 pasajeros.

El resultado de todos estos años de investigación y desarrollo es el Aerion AS2, un estilizado avión supersónico capaz de alcanzar velocidades Mach 1,4, superiores a los 1.600 kilómetros por hora. Claro que no está pensado para el gran público: sólo tendrá asientos para 12 pasajeros. Pero, eso si, con grandes comodidades. El largo de la aeronave será de 51,8 metros y el ancho de alas alcanzará los 23,5 metros.

El desafío todavía pendiente es lograr que las dos turbinas que tendrá la aeronave, construidas con materiales altamente resistentes, sean además eficientes en términos de consumo de combustible a grandes alturas y velocidades.

Al presentar el avión este viernes en una conferencia de prensa en el centro de Washington Jeff Miller, vocero de Aerion, afirmó que la ruta comercial internacional más frecuentada, la que une Nueva York y Londres, será a bordo de este avión unas 3 horas más corta, lo que reduciría casi a la mitad el tiempo actual del vuelo sin escalas. Es decir que permitirá hacer viajes de ida y vuelta en el día entre una orilla y la otra del Atlántico, algo impensable hasta hace poco.

La conferencia de prensa de presidentación del Aerion AS”, este viernes, en Washington DC

“La velocidad es la próxima frontera de la aviación civil”, sostuvo Miller. “Apuntamos a la aviación civil porque creemos que ahí es donde están las mayores oportunidades”, completó.

Esa es la gran apuesta de Aerion, que ya abrió el libro de ventas y recibió un primer pedido. La firma Flexjet encargó 20 aeronaves supersónicas, por un valor de 2400 millones de dólares, según confirmó Miller. Al dato fue recibido con aplausos. Pero los planes de Aerion y sus socios son bastante más ambiciosos. Prevén fabricar más de 300 aeronaves en los primeros diez años. “Confiamos absolutamente en el éxito financiero del proyecto”, dijo Miller.

Según afirmó el gerente general de Aerion, Robert Bass, el AS2 es la culminación de largos años de trabajo y muchas ilusiones. “Este era nuestro sueño desde hacía mucho tiempo y creemos que será sólo el principio de una nueva generación de aeronaves supersónicas diseñadas para la aviación civil”, comentó durante la conferencia de prensa, en la que estuvo Infobae.

“Lockheed Martin se subió este año al proyecto y es el mejor socio imaginable para este nuevo amanecer de los viajes supersónicos”, completó.

Su par de Lockheed Martin Orlando Carvalho, vicepresidente ejecutivo, agradeció sus palabras y señaló que “la innovación en tecnología aeroespacial está en el ADN” de la firma. El futuro al que querían llegar se hizo posible gracias al desarrollo de nuevas tecnologías y nuevos materiales.

Como ocurre con muchas innovaciones que llegan con éxito al mercado, buena parte de esos desarrollos tuvieron su primer impulso en la poderosa industria de armas de Estados Unidos. Lockheed Martin, por ejemplo, es la fabricante de aviones de combate como el cazabombardero F-16, el F-35 y el F-22.

La tecnología de punta exige inversión en investigación, algo que en materia de aviación sólo unos pocos gigantes están en condiciones de hacer. Según Brad Mottier, responsable de GE Aviation, en la última década su firma invirtió en este rubro 8500 millones de dólares. Los componentes de cerámica y titanio que desarrolló le permiten ahora fabricar las turbinas que necesitará el Aerion AS2, súper eficientes, resistentes y aerodinámicas.

Aerion Corporation nació en 2003, en el estado de Nevada, justamente el año en que el Concorde dejó de volar. Ese es el único antecedente en materia de vuelos comerciales supersónicos. La firma trabajó en la primera etapa junto con la NASA en el desarrollo del prototipo y la tecnología de sus alas. Y a lo largo del camino sumó luego otros socios, a medida que el sueño inicial avanzaba en su concreción. Si todo sale según lo planeado, en apenas cinco años el primer Aerion AS2 surcará los cielos, y dos años después, una vez cumplidas las certificaciones técnicas, comenzará a ser utilizado para vuelos comerciales.

LEA MÁS:

Impactantes fotografÍas de los aviones de superlujo de los multimillonarios

Fuente: Presentaron al sucesor del Concorde: un avión supersónico que reducirá a la mitad el tiempo de vuelo entre Nueva York y Londres

A partir de este 16 de diciembre y hasta la Nochebuena del 24, los mexicanos celebran todos los días las tradicionales posadas. Son fiestas que en la tradición católica reviven la peregrinación de José y María en Belén, en busca de un lugar para el nacimiento de Jesús.

Pero sucede que también en este lado del mundo, todavía inconquistado, había una tradición similar. En el mes de Panquetzaliztli, que coincidía con la época navideña europea, los aztecas o mexicas celebraban durante 20 días, entre el 6 y el 26 de diciembre, el advenimiento de su dios Hutzilopochtili. Los españoles y los frailes, a punta de espada y castigo, se encargaron de fundir ambas celebraciones en una sola que derivó en las llamadas jornadas o posadas.

Piñata ganadora en el concurso 2017 del Museo de Arte Popular.

Como sea, durante las posadas, los mexicanos hacen procesión con velas y al frente las figuras de José y María como peregrinos. Rezan, cantan y rompen piñatas, que en su forma más tradicional son ollas de barro cubiertas de papel de colores con siete picos como estrellas, que en realidad representan los siete pecados capitales. Al quebrarla con un palo que representa la fuerza con que se vence al mal, caen al piso las frutas y dulces que guardaba en su interior como recompensa.

Al cabo del tiempo, la imaginación y las manos de los artesanos mexicanos han cambiado la fisonomía de las piñatas con motivos originales y hasta retomando la figura de personajes dignos de moler a palos.

Piñata ganadora del tercer puesto en el concurso.

En diciembre del año pasado, “inspirados” en Donald Trump ya electo presidente de Estados Unidos, la figura del magnate fue la piñata que más demanda tuvo y exhibición pública en las posadas que celebraron partidos políticos, diputados y hasta hubo quien apuñaló una. Fue la escritora Guadalupe Loaeza, quien tuvo que pedir perdón después por el arrebato.

Una tradición de chinos y mayas

Lo mismo que otras celebraciones mexicanas, que han fundido lo pagano y lo profano, el origen de la piñata tiene dos rutas que corren paralelas. Escoja usted la que prefiera.

Piñata “Entre Vueltas”, por Carlos Alberto Mendoza Correa

Una se remonta a China y los viajes del mercader Marco Polo. En su libro narra que en una de sus travesías observó a la gente romper la figura de un buey relleno de semillas para celebrar el año chino. Los historiadores aseguran que él llevó después la tradición a Italia con el nombre de pignata (que significa olla en italiano) para conmemorar la cuaresma. De allí viajó a España, donde el primer domingo de Cuaresma la gente salía a “romper la olla” y de allí el nombre de “domingo de piñata“.

Pero los mayas también jugaban a romper la piñata. Los historiadores aseguran que practicaban un juego llamado Pa’p’uul (rompe el cántaro) pensado para los niños, quienes tenían que buscar los cántaros de barro adornados y romperlos con un garrote para hallar la sorpresa que guardaban: casi siempre algún animal silvestre.

Piñata que obtuvo el segundo lugar en el concurso del Museo de Arte Popular.

Con los conquistadores y los frailes viajaron al nuevo mundo, sus tradiciones religiosas y los españoles no hicieron más que acomodarlas a las fechas que ya eran celebración entre los pueblos aztecas.

La celebración de la Navidad, que trajeron los españoles, coincide con el solsticio de invierno, dentro del ciclo agrícola que regía entre los pueblos mesoamericanos, entre ellos los asentados en el territorio de México, explica la doctora María Angélica Galicia, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.

Taller de la familia Estrella en la colonia Jardín Balbuena

Al tratarse de sociedades agrícolas en ambos lados del Atlántico, tanto en el caso de España como de Mesoamérica, de alguna manera sus ciclos son muy similares, dice. “Ocurre esta concordancia de fechas para la siembra, la cosecha, de los equinoccios y los solsticios, que a su vez son escenarios para venerar a dioses antiguos, que posteriormente se convirtieron en santos”.

La Navidad entra dentro del ciclo agrícola con el solsticio y el desgrane de maíz en México, por ejemplo –para guardar las semillas que se sembrarán en los meses de abril y mayo–, y que coinciden con el nacimiento del niño Dios, explica la especialista.

Artesanía de valor

Unidas las dos rutas en el presente, los mexicanos mantienen viva la tradición de las piñatas. Hay pueblos como Acolman, en el Estado de México, donde celebran la Feria de la Piñata, entre el 13 y el 21 de diciembre, porque allí dicen que se rompió la primera en el ex Convento de San Agustín, hace como 400 años.

Taller de la familia Estrella en la colonia Jardín Balbuena

La elaboración de piñatas también ha dado fama a artesanos de la Ciudad de México, como Jaime Estrella, que durante 30 años se ha dedicado a la fabricarlas para la temporada de posadas. Sus diseños cuelgan de mercado muy populares en México como La Merced y Jamaica.

Ubicado en la calle Juan Pardavé 126, de la colonia Jardin Balbuena, esta su taller “Estrella”, donde trabajan Jaime y su familia, quienes presumen la calidad de sus piñatas, que resisten incluso largos traslados a otras partes del país.

La feria que se lleva a cabo en el municipio de Acolman

Su trabajo comienza apenas concluida la Navidad y el Año Nuevo, pues desde enero comienzan a pensar en los nuevos diseños para la siguiente temporada de posadas. De su imaginación, por ejemplo, nació la piñata de nueve picos –y no siete–porque hoy hay más pecados capitales“, dice.

Para reconocer la labor de los artesanos dedicados a la elaboración de piñatas, en Museo de Arte Popular (MAP), ubicado en la Ciudad de México, convoca desde hace 11 años al Concurso de Piñatas Mexicanas, que este año ganó el colectivo Atelier Arte y Papel, ubicado en el municipio de Coacalco, Estado de México.

Emilio Ortiz, coordinador de difusión en el MAP, destaca que el propósito de esta exposición es que la gente valore las piñatas como un producto del arte popular y el trabajo de los artesanos mexicanos. “Son técnicas transmitidas de generación en generación que merecen no desaparecer”, dice.

Piñata Xocitl, por Reyna Luisa Alférez Cavildo

Pero las piñatas que se presentan a concurso en MAP, dice, rebasan los límites de la artesanía y se convierten en “verdaderas obras artísticas”, que la gente incluso compra a los artesanos luego de exponerlas en el museo.

Ortiz afirma que las piñatas, como muchas otras manifestaciones artísticas y culturales de México, son un espejo de la identidad nacional y de la religiosidad que todavía prevalece en los pueblos.

Por eso hay que aprenderse el estribillo para pegarle a la piñata con los ojos vendados que representan la fe ciega en la religión. Dice: dale-dale-dale/no pierdas en tino/porque si lo pierdes/pierdes el camino…

LEA MÁS:

Las maneras más insólitas para ocultar la droga en México

Fuente: Secretos de las piñatas: China, Marco Polo y los mayas, detrás de esta tradición mexicana de exportación

noticias